¿QUE ES LA RAW-VOLUCIÓN?

Los perros son maravillosos. La sonrisa de un perro o un gato tienen la capacidad de iluminar tu corazón. Tomemos cualquier cosa, cualquier situación coloquemos un perro en ella y ¡listo¡ se vuelve maravillosa.

Y lo mejor es que la ciencia respalda cuan maravillosos son los perros. Un estudio reciente de la Universidad de Harvard demostró el hecho que tener un perro no solo te hace feliz, sino que puede hacer más saludable. Acaricia a su mascota disminuye tu presión arterial, disminuye tu ritmo cardiaco, te calma y te relaja. Tener un perro para una persona solitaria significa: salir más seguido, interactuar con la gente. Incluso tengo hay ecuación que demuestra que los perros tienen la habilidad de hacer crecer a la comunidades. 

Es fácil olvidar, por lo anterior,  que nuestros amigos de cuatro patas son depredadores. Pero debajo de sus suaves pelajes, sus colas meneándose, sus patas mullidas y sus ojos adorables, hasta los perros y gatos más dóciles están hechos para cazar. ¡La naturaleza no les dio esas poderosas mandíbulas y dientes afilados por nada! Una dieta saludable para su perro o gato debe basarse principalmente  en carne cruda (Raw).

Históricamente, los alimentos procesados nunca han sido parte de la dieta canina y felina, sino que han subsistido y prosperado de presas vivas, carroña fermentada y buscaban los restos que pudieran obtener. Los alimentos cocinados y procesados llevan con nosotros solo los últimos 100 años.

Los perros y gatos no tienen los típicos molares para triturar material vegetal o un estómago de cuatro cámaras para una lenta digestión y fermentación de carbohidratos complejos (almidones de plantas y granos). Tienen un estómago grande, un tracto digestivo corto y un intestino ciego muy pequeño, indicativo de consumir grandes cantidades de alimentos ricos en proteínas en un período corto de tiempo y para una rápida digestión y una rápida absorción de nutrientes.

Lamentablemente los perros y gatos son defectuosos, según la ciencia. Los perros no viven tanto, no tanto como deberían y mueren demasiado jóvenes. Y nos preguntamos ¿Por qué?. Estos animales están viviendo estadísticas aterradoras. Tenemos que empezar a parar estas estadísticas a nivel mundial. Sabemos que en los últimos 5 años en Reino Unido,  la diabetes se ha incrementado en perros un 900%, en Estados Unidos la epidemia de la obesidad es del 60% y un 51% de media en los países desarrollados y esta sigue creciendo. Y la  peor estadística  de todos y la más abrumadora, la que está aniquilando a nuestras mascotas en el mundo el cáncer. Hoy uno de cada dos perros padecerá cáncer, y la investigación demuestra que de cualquier animal del planeta, el perro es el que tiene mayor incidencia de cáncer.

¿Qué podemos hacer para cambiar estas estadísticas? 

La ciencia dice que el 10% de los canceres son genéticos y el 90% son el resultado del estilo de vida y factores del medio ambiente, de las cosas que nos rodean. Si investigamos más profundamente ese 90%, apartemos el 10% por un segundo; no puedes cambiar los genes de tu perro. Entonces, ¿Qué hay de ese 90%? ¿Qué nos dice la investigación? ¿Que está provocando tanto cáncer? Estrés, obesidad, infecciones, falta de ejercicio, toxinas, contaminación. Pero nos queda una gran parte del acertijo. ¿Cuál es esa parte? La dieta, y según la ciencia es la parte más importante y nos estamos focalizando en ella. De hecho, muchos estudios demuestran con solo hacer unos cambios en la dieta, el 40% del cáncer se puede evitar con la comida. Alimentando a nuestros perros y gatos con una dieta cruda (Raw) apropiada para su especie correctamente formulada conseguiremos revertir entre todos esas terribles estadísticas. En la actualidad llevamos animales a nuestros hogares los domesticamos y los hacemos parte de nuestra comunidad, queremos que pueda entender nuestro idioma, queremos que se comporten como deseamos en nuestros hogares cuando se lo decimos. Queremos que se adapten a nuestro estilo de vida ya sea salir o quedarse en casa. Pero lo más importante no les damos la oportunidad de decidir lo que quieren comer. Elegimos lo que consideramos más nutritivo y se lo servimos. Les decimos “tienes dos opciones o comes lo que hay en el bol o no comes”. Hoy con la forma que está tomando la epidemia del cáncer y las enfermedades metabólicas en nuestras mascotas debemos actuar. Nunca ha existido un momento tan importante como este para hacer La Raw Volución, y cambiar estas estadísticas. La Raw volución NO es para personas que dicen es “solo un es perro o un gato” con 10 o 12 años ya está bien. La Raw-volución es para ese padre de mascota que se acuesta cada noche, mira al techo y su alma se destroza cuando piensa sobre el momento en el que deba despedir a su mascota, a su mejor amigo, La Raw-volución amigo, si se siente identificado, es para usted. Pasa con nosotros a la acción.